Hijos de la compasión

La historia de esta gran familia comenzó de la mano del azar un viernes 24 de enero de 2014. Isaac Bokea volvía de visitar al pastor que le guió para salir de su adicción al alcohol. Pasaba por la ciudad de Bonyo cuando decidió comprar caña de azúcar. Dos niños se le acercaron corriendo y le pidieron un poco de caña. Les dio una pieza a cada uno. Les tomó de la mano y se acercó a una mujer que vendía tomates para preguntar acerca de estos chicos que no parecían gozar de buena salud. La mujer le contó que los chicos eran huérfanos, que solían estar por allí pidiendo comida y que no tenían un sitio fijo donde dormir. Fue con ellos a ver al representante local del gobierno. Le pidió permiso para llevarlos a su casa.

Una semana después recogió a otro huérfano cuyos padres murieron y lo dejaron en manos de su anciana abuela enferma, que murió tres meses después. Los tíos no podían hacerse cargo de él y se quedó solo en la casa, llorando desconsolado.

En 2016, la casualidad quiso que Isaac Bokea e Iván Rodríguez se conociera. Iván Rodríguez, facilitador de Espiritualidad Profunda, tiene una página en Facebook sobre esta actividad, y gracias a ello, Isaac contactó por Messenger con Iván.

Isaac le contó su situación en el orfanato, por esa fecha, había acogido a 17 niños. Le pidió ayuda económica, a lo que Iván rehusó ofreciéndose a enviar una caja de comida. Isaac le explicó lo complejo que resulta un envío hasta Kisii y poco a poco, entablaron amistad hasta acabar hablando a diario. Un día, le comentó que una niña estaba enferma por culpa de beber agua contaminada del arroyo. En Kenia, tanto la sanidad como la educación son privadas. Iván decidió mandar dinero para la consulta del médico. Isaac envío facturas, fotos de la niña en el hospital y la información de su evolución diaria. En Kenia, muchos niños contraen enfermedades por el agua, por lo que Iván decidió enviar dinero para un tanque de agua lluvia.

En noviembre de 2017, Iván decide crear Perlas en el Barro y así es como empezó la historia de este proyecto improvisado que hoy acoge a 33 niños.

Nuestros niños y niñas

Estas son las historias de cómo llegaron a nuestra familia. No hace falta que viajes a Kenia para conocer historias conmovedoras, te las enviamos nosotros.

Edwin Maobe Nyangweso, 11 años

Edwin tiene un hermano de 13, Climate. Su madre y su padre murieron en 2011 y 2012 respectivamente. Isaac les encontró un día cuando volvía a casa, mientras comía caña de azúcar. Los dos niños se le acercaron y le pidieron un trozo. Él les dio un poco y se interesó por ellos. Una mujer que vendía tomates cerca le contó que vivían solos en la calle, pidiendo comida. Isaac les cogió de la mano y se los llevó a su casa.

Climate Chacha, 14 años

Climate tiene un hermano de 11, Edwin. Tuvo la fortuna de cruzarse en el camino de Isaac, cuando éste volvía a casa. Isaac masticaba una caña de azúcar cuando los niños se le acercaron y le pidieron un trozo. Llevaban harapos y se les veía hambrientos. Isaac les dio un trozo y, descubriendo que eran huérfanos y malvivían en la calle pidiendo comida, decidió llevárselos a su casa. El sueño de Climate es llegar a ser doctor.

Egra Kerubo, 14 años

A Egra la tiraron en una letrina nada más nacer. Por fortuna, una persona la recogió y fue adoptada por una madre soltera. Sin embargo, la mujer murió en 2012, dejando a Egra sola, lo que le obligó a ir de casa en casa pidiendo comida, teniendo que enfrentarse a un episodio de abuso. Su suerte cambió cuando Isaac la encontró y decidió llevarla a su hogar.

Emmaculate Nandwa, 7 años

Emmaculate tiene dos hermanas, Josephine y Babasicah. Las tres eran hijas de una madre soltera que desapareció. Las dejó al cuidado de su hermana alcohólica que podía permanecer hasta tres días seguidos sin aparecer por casa, y que acabó siendo encarcelada por tenencia de drogas. Un feligrés de la iglesia le habló a Isaac de las niñas, y él se las llevó a su casa. A Emmaculate le gusta jugar al fútbol y quiere ser ingeniera.

Josephine Nandwa, 6 años

Josephine tiene dos hermanas, Emmaculate y Basibicah. Las tres niñas eran hijas de una madre soltera que desapareció. Hasta la fecha nadie sabe dónde está, pero existen rumores de que ha sido asesinada. Las dejó al cuidado de una hermana alcohólica que fue encarcelada por tenencia de drogas. Un día, un feligrés de la iglesia le habló de las niñas a Isaac y él decidió llevarlas a su casa. Josephine quiere ser doctora cuando sea mayor.

Basibicah Nandwa, 11 años

Basibicah tiene dos hermanas, Emmaculate y Josephine. Las tres niñas vivían al cuidado de una tía suya tras desaparecer su madre. La tía, que era alcohólica, fue encarcelada por 25 años por tenencia de drogas. Un día, un feligrés de la iglesia se acercó a Isaac y le habló de las niñas. Isaac entonces decidió llevarlas a su casa. A Basibicah le gusta el fútbol y de mayor quiere ser maestra. 

Euphia N Niachera, 9 años

Los padres de Euphia murieron en 2009 y 2013. Ella y su hermana mayor quedaron desprotegidas, sin nadie que las cuidara. Un día, al cruzar una carretera, Euphia fue atropellada por una motocicleta, accidente que le causó ciertas dificultades mentales e hizo que se separara de su hermana. Alguien la llevó a la casa de Isaac, quien, tras encontrarla en la puerta, la incorporó con el resto de niños. A Euphia le encanta hacer figuras de arcilla. 

Ezron Baba, 7 años

Su madre y su padre fallecieron en 2009 y 2013. El pequeño quedó en manos de su tío quien, tras dos semanas, le echó de casa alegando que no era guapo y que tenía chinches. El niño no tenía dónde ir y se sentaba al borde de la carretera para pedir comida. Uno de los feligreses de Isaac lo llamó y le explicó la situación. Ese mismo día recogió al niño y lo llevó a su casa. Hezron quiere ser ingeniero cuando sea mayor.  

Faith M, 13 años

Su madre está enferma y su padre murió en 2009. Su madre solía llevarla en la espalda, puesto que tiene cierta discapacidad mental, y olvidaba darle la comida. Un día Isaac se encontró con la madre de Faith. La saludó y le ofreció un poco de comida. Le pidió que le dejara a la niña, y en cuanto la tuvo en sus brazos, la madre se fue corriendo, dejando a Faith con Isaac. A Faith le gusta mucho cantar y quiere ser doctora.  

Diana Kaka Ngisa, 12 años

Diana tiene dos hermanos, Joseph Moi y Junior Obiero. Su padre murió en 2008 y su madre en 2013. Los tres quedaron sin nadie que cuidara de ellos y fueron azotados y perseguidos por un tío que quería quedarse con la tierra. Se mudaron a una ciudad cercana y acamparon en el matadero donde comían los restos. Cuando Isaac se enteró fue en busca de los niños y los acogió en su casa. A Diana le gusta el fútbol y quiere ser piloto. 

Joseph Moi Ngisa, 9 años

Joseph tiene dos hermanos, Diana y Junior Obiero. Su padre murió en 2008 y su madre en 2013. Él y sus hermanos quedaron sin nadie que cuidara y fueron perseguidos por un tío que quería quedarse con las tierras, por lo que se mudaron a una ciudad cercana y acamparon en el matadero donde comían los restos. Cuando Isaac se enteró fue inmediatamente en busca de los niños y los acogió en su casa. Joseph quiere ser maestro de mayor. 

Junior Obiero Ngisa, 6 años

Junior Obiero tiene dos hermanos, Diana y Joseph. Su madre murió cuando era todavía un bebé. Él y sus hermanos fueron azotados y perseguidos por un tío que quería quedarse con la tierra, por lo que se mudaron a una ciudad cercana, donde comían los restos que encontraban. Cuando Isaac se enteró fue en busca de los niños y los acogió en su casa. A Junior Obiero le gusta el fútbol y quiere ser doctor cuando sea mayor. 

Charles Nyangige Kaka, 11 años

La madre de Charles fue asesinada en 2011 en Nairobi cuando volvía a casa. Su padre murió en 2014 tras una larga enfermedad. El niño se quedó solo y desprotegido. Nadie podía cuidar de él y Charles lloraba en su casa día y noche. Un primo de Isaac que solía pasar cerca de la casa del niño, lo llamó y le contó su situación. Isaac lo recogió y lo llevó a su casa. A Charles le encanta el fútbol y quiere ser maestro.

Marack Nyaboke, 14 años

Marack tiene un hermano, Varons. Sus padres murieron y nadie pudo hacerse cargo de ellos. Cada día iban a los basureros de la escuela cercana donde comían algunos restos. Otras veces iban a la carretera para pedir comida. Un amigo de Isaac que conocía a los niños le explicó la situación. Isaac los recogió y los llevó a su casa. A Marack le gusta hacer cosas con alambres, como coches, y quiere ser ingeniero cuando sea mayor.

Varon Nyaboke, 11 años

Varons tiene un hermano, Marack. Su padre murió en 2009 y su madre en 2013. Cuando sus padres murieron nadie pudo hacerse cargo de ellos. Cada día iban a los basureros donde podían comer algunos restos. Otras veces iban a la carretera para pedir comida. Un amigo de Isaac que conocía a los niños, lo llamó y le explicó la situación. Isaac los llevó a su casa. A Varons le gusta el balonmano y bailar y quiere ser futbolista.

Faith Nyabuto, 13 años

Faith es hija única. Sus padres murieron en 2008 y 2010 respectivamente y no tenía nadie que pudiera cuidar de ella. La pequeña empezó a ir de casa en casa buscando comida y alojamiento. Un día llegó a una casa en la que Isaac estaba de visita. En cuanto vio en qué situación se encontraba, se interesó por ella. Le explicaron su historia y se la llevó a su casa. A Faith le encanta el fútbol y quiere ser doctora de mayor.

Linet Kerubo, 4 años

Linet es la tercera hija de su familia. Su padre murió en 2011 cuando todavía no había nacido. En 2013 murió su madre, y sus dos hermanos mayores se mudaron a una ciudad cercana sin hacerse cargo de ella. Linet se quedó sola. Después de tres días llorando, un amigo de Isaac lo llamó y le contó la situación. Ese mismo día Isaac fue a por ella y la llevó a su casa. A Linet le gusta jugar al balonmano y quiere ser maestra.

Lenah Ekebiriti Onyango, 5 años

Lenah tiene dos hermanos, Samwel y Valeria. Sus padres fallecieron en una guerra interétnica. El profesor del colegió avisó a Isaac que había visto a los hermanos durante varios días en el cauce de un río buscando fruta. Isaac fue a su encuentro sin éxito. A los pocos días, recibió otra llamada, los niños estaban escondidos en un establo. Hoy, Lenah, es una de las niñas más risueñas del orfanato.

Valeria Ekebiriti Onyango, 8 años

Valeria tiene dos hermanos, Lenah y Samwel. Sus padres fallecieron en una guerra interétnica. El profesor del colegió avisó a Isaac que había visto a los hermanos durante varios días en el cauce de un río buscando fruta. Isaac fue a su encuentro sin éxito. A los pocos días, recibió otra llamada, los niños estaban escondidos en un establo. Valeria quieres ser profesora de mayor.

Samwel Ekebiriti Onyango, 10 años

Tiene dos hermanas, Lenah y Valeria. Sus padres fallecieron en una guerra interétnica. El profesor del colegió avisó a Isaac que había visto a los hermanos durante varios días en el cauce de un río buscando fruta. Isaac fue a su encuentro sin éxito. A los pocos días, recibió otra llamada, los niños estaban escondidos en un establo. A Samuel le encanta jugar al fútbol.

Fidel Musa, 3 años

Fidel tiene un hermano gemelo, Pryton. Aunque Fidel parece mucho más pequeño porque sufrió desnutrición sebera. Hoy está gordito y sano, va creciendo cada día.

Pryton Musa, 3 años

Pryton es el hermano gemelo de Fidel, no se sabe mucho de ellos porque no hablan. Tan solo sabemos que se pasaron un día entero llorando próximos a una carretera. Hoy son los más pequeños del orfanato y los que más miedo tienen de los wasungus (hombre blanco). Cada vez que nos acercábamos a cogerles, salían corriendo y llorando hasta que nos ganamos su confianza y cariño.

Agnes Ochenge, 13 años

Agnes tiene dos hermanos, Charles y Nyauga. Iván recibió la llamada de tres personas que le informaron que estos niños iban pidiendo cobijo de casa en casa, cuando fue a su encuentro, solo encontró a a Agnes y a Charles en casa de unos amigos que les estaban cuidando hasta que llegara Isaac.

Charles Ochenge, 11 años

Charles tiene dos hermanos, Agenes y Nyauga. Iván recibió la llamada de tres personas que le informaron que estos niños iban pidiendo cobijo de casa en casa, cuando fue a su encuentro, solo encontró a a Agnes y a Charles en casa de unos amigos que les estaban cuidando hasta que llegara Isaac.

Nyauga Ochenge, 7 años

Nyauga tiene dos hermanos, Charles y Agnes. Iván recibió la llamada de tres personas que le informaron que estos niños iban pidiendo cobijo de casa en casa, cuando fue a su encuentro, solo encontró a a Agnes y a Charles en casa de unos amigos que les estaban cuidando hasta que llegara Isaac. Al cabo de unos días, recibió otra llamada, habían encontrado a Nyauga en un arroyo.

Ngisa Kened, 6 años

Ngisa deambulaba pidiendo comida por un mercado, una persona que conocer el trabajo de Isaac decidió contactar con él para informarle de la situación del pequeño. Ngisa, es el último en llegar al orfanato, con él ya son 26 niños.

El tío Iván

Iván Rodríguez nació en Madrid en 1969. Licenciado en Empresariales y en Derecho, es empresario desde sus comienzos profesionales hasta la actualidad. Dirige la empresa iKasa, que desarrolla actividades inmobiliarias, turísticas e informáticas. Además, es profesor universitario, tertuliano de programas de radio y conferenciante sobre temáticas profesionales y coautor del libro Espiritualidad y biocentrismo.

Es también colaborador activo del movimiento por los derechos animales a través de Santuario Compasión Animal y Santuario Wings of Heart.

La familia extensa

Consideramos parte de la familia a todas las personas solidarias que contribuyen a hacer realidad el sueño de Perlas en el Barro.

"Estoy muy agradecido a Iván Rodríguez por su providencial apoyo, sin el cual resultaría muy difícil seguir adelante. Pido a los amigos de buena voluntad que nos ayuden a construir el maravilloso trabajo comunitario que queremos hacer como muestra de gratitud por todo lo que él y otras personas generosas nos han regalado: Verónica (Cosmos), Juan Carlos (Orgaz) y Óscar (Novogar), nuestros padrinos y demás empresas colaboradoras." Isaac Bokea.

¿Quieres formar parte de nuestra gran familia?

Participa en nuestro programa de apadrinamiento para sufragar los gastos de alimentación, salud, vivienda y educación de los niños y niñas hasta que puedan ser autosuficientes.

Con solo 1,5 € al día, poco más de lo que vale tomar un café, cubrimos las necesidades básicas de un niño o niña.

Empresas que nos apoyan

  • ORGAZ

Mantenedme al tanto de cómo están los niños y cómo se les puede ayudar

Nombre *
Apellidos
Email *

*Tiene que marcar la casilla "No soy un robot" para continuar

* Los campos con borde rojo deben ser rellenados.

Deducción donaciones: Hasta que la asociación sea declarada de utilidad pública por parte del Ministerio del Interior (dos años desde su creación; noviembre 2017), los donativos efectuados no tendrán la consideración de donativos sujetos a deducción del impuesto sobre la renta de las personas físicas o impuesto de sociedades.